Una fan de Skyrim invierte más de 15.000 dólares para jugar con el mayor realismo: el resultado merece la pena

Skyrim es uno de los juegos que más versiones distintas ha tenido en los últimos años; solo nos ha faltado jugarlo en la tostadora mientras preparamos el desayuno. De hecho, hasta bromearon en Bethesda con ello. Pero nunca nadie ha podido jugar de esta forma tan realista como lo hace la usuaria GingasVR, aprovechando las bondades de la realidad virtual y un montón de artilugios que le hacen sentir como el verdadero cazador de dragones.

De esta forma, saca partido de unas HTC Vive para jugar a Skyrim de una forma que ya es inmersiva de por sí, pero además usa varios mods para mejorar las físicas del juego por medio de unos rastreadores que recrean sus movimientos con mayor fidelidad. No se conforma con eso, sino que conecta una serie de ventiladores que modifican su potencia dependiendo de la ubicación o el clima: podéis imaginar cómo achucha eso cuando está escalando una montaña nevada.

 

 

Por supuesto, también usa mods de reconocimiento por voz para dar instrucciones a los NPC o, como no podía ser de otra forma, como el mítico "Fus Ro Dah" con el que lanzar hechizos a los enemigos. Pero, ojo, que esta salvajada no se acaba aquí. También porta un chaleco y unos brazales hápticos que le hacen sentir cada golpe o vibraciones cada vez que tenga la salud baja y necesite recuperarla, recreando para ello la sensación de la comida bajando por el estómago.

La autora de esta joya afirma que ha invertido más de 15.000 dólares en comprar todo el equipo y en crear el Skyrim más realista de la historia. Visto lo visto, merece la pena cada céntimo de la inmersión.

Comentarios