¡Comer a partir del aire! La startup Air Protein desarrolla una tecnología de la NASA para caer alimentos a partir de aire

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de EE.UU., más conocida como NASA, nunca deja de sorprendernos en lo que a investigación científica se refiere. El archiconocido organismo estadounidense guarda algún que otro astecnológico bajo la manga para poder alimentar a sus astronautas en las largas misiones por el espacio. Precisamente, de esta necesidad ha surgido una importante vinculación entre NASA y alimentación: la agencia espacial siempre ha estado estrechamente relacionada con los últimos avances en tecnología alimentaria. En este caso, comer a partir del aire. Por triste que pueda sonar. 

Crear alimentos a partir de aire

Una de las soluciones ante la producción poco sostenible de alimentos vendría de la mano de la NASA y su tecnología que permite crear alimentos a partir de aire. Sí, como lo lees. Esta tecnología no es nueva ni mucho menos, sino que parte de algunas investigaciones de la propia NASA en los años 60 para mejorar la alimentación de los astronautas en el espacio. No se trata de crear materia orgánica de la nada, sino que la NASA lo tiene todo bien atado. Concretamente, esta tecnología permite crear una proteína física a partir del dióxido de carbono que encontraos en el aire. Suena a ciencia ficción, pero parece que la compañía Air Protein ya lo ha conseguido a pequeña escala.  

 

 

Su creadora, Lisa Dyson, es doctora en física y lleva varios años ofreciendo conferencias y entrevistas al respecto donde profundiza sobre las posibilidades de esta tecnología revolucionaria: “No necesitas ninguna tierra cultivable. Puedes mantener tu hábitat intacto. Podrías escalar verticalmente y producir alimentos llueva o truene, de día o de noche. Puedes producir la misma cantidad de proteína que una granja de soja del tamaño de Texas con solo tener una granja de Air Protein del tamaño de Disney World”.

¿Realmente esta proteína airosa será capaz de emular el sabor de la carne? Parece complicado, aunque sería una maravilla para los astronautas de NASA. Por el momento, esta proteína de aire se ha utilizado para crear alimentos similares al pollo, con un sabor neutro que gracias a especias y otros condimentos puede simular de alguna forma su clásico sabor aviar. 

 

Comentarios