La impactante historia de otro usuario que afirma que su iPhone cayó de un avión y siguió funcionando

Un iPhone cayendo de un avión y sobreviviendo al golpe parece una historia repetida. Pero la realidad es que no. Otro usuario del maravilloso celular de Apple, afirma que vivió una escena similar a otra que se registró en diciembre del 2020. Sin embargo, hay varios aspectos en su relato que de entrada, hace dudar un poco. No obstante, su mayor argumento es que el smartphone se mantiene vigente y en uso personal.

Publica Phone Arena que el relato de un hombre llamado David, se puede leer en un foro que nada tiene que ver con celulares. De hecho, es una comunidad de Internet, llamada Diamond Aviators, dedicada a compartir historias, preguntas y otras cuestiones referentes a la aviación.

Según el portal citado, David cuenta que el domingo 8 de agosto tenía que volver a su casa en Atlanta, desde Colorado Springs; un poco más de 2.200 kilómetros de distancia. Entonces, como viajaba en una pequeña avioneta DA40, tenía que hacer paradas para cargar combustible.

De esta manera se detuvo en una localidad estadounidense que se llama Branson, en Massachusetts, para después culminar su travesía. En la ruta de vuelo se va encontrando con paisajes sorprendentes en la tierra y en el cielo con las nubes. Y como toda persona con un smartphone en la mano, cuando vio algo lindo que le gustó, se dispuso a retratar el hermoso momento.

 

¡Se cayó el iPhone!

David cuenta que el sabía a lo que se enfrentaba al sacar el celular. Por lo tanto tomó sus previsiones correspondientes, debido a la velocidad del viento, a 11 mil pies de altura. Pero, un movimiento inesperado de la avioneta desbarató el plan de seguridad que había ideado para mantener a salvo su celular.

En consecuencia, cuando sobrevolaba los verdes campos de Arkansas, el iPhone se cayó. “Al principio estaba molesto por la pérdida, pero después de unos minutos comencé a reírme, ya que era un iPhone X de 4 años y probablemente necesitaba actualizar a un teléfono 5G de todos modos”, dijo David, según Phone Arena.

Un iPhone X, quizás el modelo de celular de Apple más frágil de todos, pero sigue siendo una carcasa consistente. ¿Pero es capaz de aguantar una caída de 11 mil pies de alturas? Sigamos el relato de David.

 

¡Milagro!

En concreto, David siguió su ruta a casa y cuando llegó a Atlanta revivió un viejo celular que tenía (también iPhone) y se dirigió a un AT&T, para colocar una SIM y así recuperar la comunicación. Lo hizo y cuando revisó la app Find My iPhone, recibió una señal que le indicaba que su celular estaba en Arkansas.

Se tomó un tiempo para decidir si iba por el dispositivo, probablemente destruido o si lo dejaba perder. La curiosidad fue más fuerte y se fue en un viaje de al menos 800 kilómetros para intentar recuperar el equipo.

Cuando llegó a la zona que le marcó el mapa, se dio cuenta que era un campo de siembra de soja. En algunos lugares había barro, y el verde de la vegetación abundaba. Tardó algo de tiempo en encontrarlo debido a que no podía activar el sonido, pues estaba sin nada de batería. Hasta que un reflejo llamó su mirada y encontró el equipo.

El dispositivo cayó justo en la zona más consistente del suelo, pero no sufrió daños. “Al levantar el teléfono, no había un rasguño, solo polvo en la parte posterior de mi estuche OtterBox. La pantalla era perfecta”, manifestó. Lo conectó en una primera fuente de energía que encontró y corroboró que el celular sobrevivió.

Finalmente, el relato de David culmina: “No se trataba de los USD $ 1.500 que gastaría en un nuevo iPhone. Realmente se trataba de la aventura y la curiosidad intelectual sobre si podríamos encontrarlo y cómo se vería después de caerse de un avión”.

 

 

Comentarios